martes, 21 de junio de 2005

Argentina. Día 4. Tango en Caminito!

Bien, primero que nada fui hoy, tras desayunar y pasarme un rato viendo mi canal favorito, Locomotion (en cable), salí para lo que es las universidades para averiguar lo que son los postgrados. Bueno, tal como sospeché. Necesitaba para hacer la gran especialidad en oncología quirúrgica primero la residencia completa en cirugía. Veremos si la hago en Ecuador mismo, o si la hago en otro país, donde sea, pero la hago. Espero poderla hacer en Canadá..
Las carreras sonaban bastante interesantes, los períodos son cuatrimestrales, y la duración varía desde 2 a 5 años. Los requisitos son el título, las residencias, los exámenes de admisión y las entrevistas. Ahí te conceden los cupos y empiezas a estudiar. Tengo otro año para decidirme, así que...
Tras eso seguí paseando y paseando, vi una trattoria llamada Il Gatto la cual por ser Martes te cobraban el 50 % en pastas. Así que pedí unos Ravioles al fromaggio con Basilisco, bestial.
Argentina en general es un lugar donde se consumen golosinas al por mayor, prueba de ello es la tremenda variedad de dulces que hay donde el campeón es el Chocolate. Uno ve de todo, rellenos, al natural, semiamargos, barritas, chupetes, caramelos, alfajores, dulce leche... LA bola de cosas. A ver qué me traigo luego.
Al fin, tras una tremenda caminata y tomada de buses, llegué a Caminito. El sitio del tango por excelencia y la cuna de Gardel. Ahí me introduje a un barcito para oír una hora de tango y ver bailar una simpática pareja. Hasta a mí me tocó echarme una piezita, parece que lo hice regular. También me tomé unas fotos haciendo las mejores poses del baile. El tango es una música que apasiona, y el baile es de un erotismo elegante y sedoso. Mañana tengo aún mucho que hacer, y lo malo es que el tiempo se está acabando...