viernes, 24 de junio de 2005

Argentina Día 6. Día de Guatita!!

La verdad la verdad que no hubo mucho que reportar hoy. Era las largas caminatas comunes viendo y observando, y tomando fotos. Algo que merecía la pena reportar era una marcha por el congreso, donde lanzaban pancartas, panfletos, cohetes y demás. Por ahí la policía andaba vigilante. El caso era que hoy andaba con antojo de preparar guatita, así que fui a comprar los ingredientes. Lo que fue difícil de conseguir, de hecho, no lo pude conseguir, fue la pasta de maní, es que eso casi no se consume en la Argentina. Tuve que comprar maní entero y hacerlo licuar. No quedó como quería pero igual fue buena. Como casi todos los huéspedes eran europeos y hasta cierto punto, reacios a las vísceras, sólo les comenté que iba a cocinar un plato típico de mi país. Parece que al sentir el olor del mondongo cocinándose, se les fueron un poco las ganas de comer, jajaja.
Para cuando terminé de comer, decidí salir por ahí a tomar algo. La gente en B.A. suele acostarse hasta muy tarde, cuando quieren celebrar algo, van a comer algo por ahí. Por eso la gran abundancia de restaurantes bares, donde uno puede tomar desde una cervecita o un café hasta un bife de chorizo a las 2 de la mañana. Me hice amigo de unas chicas de Gales y estuvimos paseando como hasta las 4. De ahí regresé al hostal y recién a las 11 de la mañana desperté.
Por tanto cuando esté escribiendo esto, será legalmente mi último día de estadía en la bella Buenos Aires, porque el diner que use hoy para los recuerdos, será mi último y de ahí, serán los pasajes hasta Ecuador, como quien dice, ahí sí me borraré la raya de la nalga de tanto viaje. Será un solo tirón hasta llegar a Guayaquil.
Me voy a ir con dolor, porque quedaron miles de cosas por hacer, comprar y ver.