miércoles, 29 de junio de 2005

De regreso para mi Patria. Para el jueves llego!!

Por si acaso, si vieron un espacio en blanco bajo este post, no significa nada ni mensaje fantasmal ni nada, solo que se me metió la condenada página al pulsar "enter" y se publicó un post en blanco.
Bueno, he estado sin postear nada desde el... lunes, creo, desde llegar a Santiago. El caso es que llegado a Santiago agarro el primer bus hasta Arica, y sali inmediatamente. El viaje que me tocó fue REAL aburrido, debido a que me toc´ó la salazón de que el bus estaba con los televisores fallosos y ni radio se podía oír. Así que por un lado, fue un viaje aburrido, pero por otro, se apreció el silencio por mucho tiempo. Hubieron dos ciudades que no había visto antes y que me parecieron muy buenas para visitar. Antofagasta e Iquique.
Ambas son ciudades costeras, muy atractivas para el turismo y con un clima bastante agradable. Vuelvo y repito, no pude hacer turismo intensivo debido a que estaba en el bus.
Así que tras un laaargo viaje, llegué a eso de las 10 a Arica. Por las mismas tomo un taxi que cruzó la frontera Chile-Perú y llegué a Tacna. Para mi desgracia, ningún bus salía a esa hora, cosa que contra mi voluntad, me tuve que quedar a pasar la noche. Pero bien visto, me hacía falta, pues necesitaba dormir horizontal y además se me hacía imperativo una ducha. A eso de las 9 de la mañana fui al terminal a tomar el siguiente bus hasta Lima. De ahí me enteré un dato bastante bonito, que lo ampliaré luego. Un Ormeño de Guayaquil hasta Tacna costaba 50 dólares. Había cenado un platón de caldo de pollo, con fideos, presa y huevo que mató bien mi hambre.
Al almuerzo había comido una sopa llamada Caque o algo así, que tenía papas, mondongo, carne y un raro tubérculo negro, pero de buen sabor. Un pollo en salsa de tomate y albahaca bastante bueno y de ahí al bus.
Como dije, estoy en Lima ahora. De ahí llegaré el jueves a las 6 de la tarde a Tumbez cosa que a eso de las 7 u 8 llego a Machala y de ahí un solo hasta Guayaquil. Pronto estaré en mi casa!