viernes, 10 de junio de 2005

La angustiosa víspera...

Heme aquí, en un cyber, desesperado por poder acceder a los servicios de Haloscan para colocar comentarios en mi blog, sólo me sale el link de ellos pero nada más. Tendré que preguntar a algún experto que me apoye. Igual estoy a full con el nerviosismo, mi entusiasmo gana naturalmente pero ciertos temores infundados me andan molestando. ¿Y si me asaltan? ¿Y si me enfermo? Pero para eso se hizo la aventura, para conocer riesgos, cosas nuevas, si me quedo temblando en mi casa como muchos hacen, temerosos de salir, enfrentar peligros, VIVIR, no seré nadie ni nada.
Hoy me topé con un amigo de la infancia, uno de mis mejores panas, estuvimos conversando un buen rato y luego nos fuimos a comer unas chuletitas en el Club Guayas que estaban para chuparse los dedos, eso sí, las chuletas eran para comer con las manos, no hay para amañados ni niños popof... De todos modos el colesterol se me va a subir hasta las nubes...
En estos momentos un asqueroso vallenato me zumba en la cabeza como un zancudo. ¡Cómo odio esa música asquerosa! Ese mes que esté fuera voy a estar aliviado de vallenato oyendo cualquier otra cosa.
Bien, mañana es todo. Comienza el principio del gran viaje.
Fuerza!!!