viernes, 1 de julio de 2005

Mi viaje ha terminado. Conclusiones y recomendaciones.

Bien. Finalmente he llegado de vuelta a mi país.
Tras salir de Lima, en un bus Flores en un solo hasta Túmbez, volví a ver los típicos paisajes desérticos y rocosos de la zona costera de Perú.
Realmente lo más notable de este viaje de regreso por Perú fue mi constante y molesto dolor de rodillas y trasero. Un completo fastidio. Pero conforme ibamos ascendiendo por las latitudes, la temperatura aumentaba, cosa que finalmente a eso de las 8 de la mañana vislumbré la ciudad de Túmbez.
Ahí en Túmbez me tocó estar un rato recorriendo lo que era la oficina de migración para dejar sellada mi salida de Perú, tras eso, tomé un bus directo hacia Guayaquil usando lo que quedaba de mi dinero y tras sellar mi entrada en mi país, ya estaba oficialmente de vuelta. Chao fríos ricos, chao comidas extranjeras, chao otras culturas y paisajes, CHAO FRIO RICO.... fui recibido en mi país con una oleada de aire caliente, las marcas y los paisajes ya conocidos, y con una andanada del siempre asqueroso VALLENATO hijo de remil putas...
Finalmente, tras tres semanas de ajetreo continuo, había regresado de mi viaje por varios países, pero apenas volví, ¡me entraron ganas de volverme a ir!
Bueno, el caso es que mientras estoy arreglando mis cosas de la graduación (este 22) tengo algunas cosas que dejar recomendando tanto para mi recordatorio como para el que desee viajar por Sudamérica.
- Siempre, SIEMPRE, asegurarse que sus papeles están en regla. Esta norma es dorada, debido a que son extranjeros, y si por A o B motivo no sellan su pasaporte, o lo pierden y son revisados, pueden acarrearse muchos problemas, desde una deportación inmediata, hasta tiempo indefinido por la cárcel (ojo, yo no he estado en cárcel alguna).
- Nunca acepten ofertas de pasaje gratis a cambio de "ayudar a llevar unos paquetitos", esto se lo ve sobre todo en Tacna, donde van llevando contrabando hacia Lima y otros lugares, y es obvio que también han de llevar hierba o algún estupefaciente. Digan simplemente que no, no se dejen convencer, porque les ofrecen pasaje gratis y hasta hoteles, pero lo más probable es que a la hora de la hora cuando los polis les interroguen sobre esa merca, ustedes solos paguen y si te he visto ni me acuerdo. A mí como unos cinco tipos, entre hombres y mujeres, me hicieron esas ofertas para ahorrarme los soles del pasaje. Ni gaver, les contesté. Punto.
- Vean siempre su bolsillo antes de ir a algún lado. Siempre añadan por lo menos USD. 100 o 200 a los gastos totales por cualquier imprevisto.
- Es mejor comprar la comida fresca para prepararla uno, o si no, buscar recomendaciones de restaurantes confiables. Sobre todo va esto para los de estómago de terciopelo.
- Hotel no siempre significa el mejor servicio. Muchos hostales especializados en Backpackers (mochileros) brindan servicios muy buenos a módicos precios, y tienen lo necesario para estar tranquilo en el transcurso del viaje. Yo me alojé en el Garden House y dejé buenos amigos ahí.
- Siempre es bueno llevar un mini kit de medicinas por cualquier cosa. Debe incluir: pastillas para el mareo, alcohol si es posible en parches, venditas, antiácidos, antifebriles, para el resfriado y un buen rollo de papel higiènico.
- Pregunten siempre antes de comer de què está hecho tal o cual plato. Nombres incomprensibles para nosotros pueden tener ingredientes a los cuales tengamos alergia o algo así. Por suerte yo no tengo alergia (salvo al vallenato).
- Cuidado con los excesivamente amistosos, o los que sin motivo te brindan bebidas o dulces. En Perú hay una banda llamada las "peperas" que son la equivalencia de nuestros "dulce sueño". Pilas.
- Averiguen sobre el nivel de electricidad del país al que viajarán y si pueden lleven transformadores o adaptadores para conectar algún efecto suyo (Radio, celular, etc.)
- Tengan presente el tipo de moneda y su cambio. Es mejor cargar dólares e irlos cambiando a medida que se necesita. No cambien moneda local en otro país, saldrán perdiendo.
- Si desean aventurarse a lugares desconocidos, es mejor hacerlo en grupo y por el día. Nunca se sabe.
- Y sobre todo, dejen de lado sus preocupaciones, sus prejuicios y sus miedos en la casa. Si les da miedo viajar o aventurarse, pues enciérrense en sus habitaciones y prendan la TV. Y no salgan nunca.
En fin, ya estoy de vuelta.
De ahí, usaré este blog para volver a publicar mis posts de desnudita.com y los siguientes que se me ocurran. Si vuelvo a viajar a Argentina o donde sea (Argentina... regresaré pronto!), pues ya saben dónde seguir mis aventuras.
Nos vemos!!
BELLDANDY FOREVER AND EVER!!