miércoles, 13 de junio de 2007

Stupid facts about men



Sólo el título salió en inglés. Para amagar.






¡Ño! La plena que me va a costar mucho completar este post, porque si hay algo que nosotros tenemos una gran falencia, es en reconocer cagadas propias.

Podría considerar este post como un "mea culpa", porque yo también más de una vez he caído en muchos actos o proferido sentencias que a las mujeres encuentran repelente. No, no es que las mujeres son la perfección hecha carne, pero ya reconociendo que tenemos y cometemos estupideces pone de sí una base para intentar corregirnos.

En fin, voy con el listado:

  1. EL TEMITA CON EL HIMEN: Una de las más antiguas bobadas nuestras (y vigente en la mayor parte de los casos). Anatómicamente hablando, el himen es una membrana en la entrada de la vagina de la mujer que normalmente se desgarra con la primera relación sexual. Por lo tanto es la barrera que separa la mujer virgen o 0 kms de la no virgen, o como suele decirse "con kilometraje recorrido". ¿Por qué tanto tema con esa mísera membranita? ¿Cuántos casos de abandono, divorcio precoz, maltrato y hasta de asesinato se han dado porque el señor marido a la hora de la hora de estrenar bocado nuevo descubre que el pastel ya fue probado? ¿Acaso la ausencia de himen las hace menos mujeres? Y lo que es más, podemos vacilar (vacile completo, claro) con todas las peladas que podamos, pero cuando dizque queremos entrar en serio, queremos una "coco". ¿Para qué? ¿Para darnos el gusto de ser los primeros de estar dentro? Una de las cosas que olvidó la evolución de Darwin sería desaparecer el himen femenino, para que se acaben tanta bola de pendejadas...
  2. ME TIRO A VEINTE MUJERES = SOY UN ARRECHO / ELLA TUVO UN VACILE TENIENDO NOVIO = PUTA - OFRECIDA - CALLEJERA - VOLANTUSA.... Tanto que se habla de igualdad de sexo y aún no se logra sacar de esa vieja casilla, no se logra la igualdad sexual. El hombre es siempre el único que puede disfrutar del sexo. La mujer sólo tiene que abrirse de piernas y esperar queda. Algunos somos tan hijueputas que pensamos mal si la vemos disfrutar mucho. ¡Por Dios, esa maldita circunsición femenina aún popular en algunos países africanos es una salvajada sin precedentes! La mujer es de hecho mucho más sensible al placer sexual que el hombre, nosotros nos contentamos sólo con que nos soben al sr. Tribi y tan, tan. A una mujer se la puede volver loca sólo con acariciarle los labios o la nuca (y tengo fe de ello, heh heh). Así que la mujer tiene tanto o más derecho de gritar de placer con un buen polvazo con el que se le pegue la gana (claro está, que una chica se deje seducir de un reguetonero es asqueroso, pero es salirse del tema). Si ella por acostarse con Fulano y Sutano es una puta, nosotros que nos podemos revolcar con tres en un día si nos vamos a un buen chongo ¿qué somos? Igualdad... ya dishe...
  3. ERES MI PELADA/VACILE = TE BAJO EL CIELO Y LAS ESTRELLAS / ERES MI MUJER = SÍRVEME LA COMIDA RÁPIDO, CHUCHA. ¿¿En qué canon o decálogo está escrito que la seducción y el autocuidado termina en cuanto se empieza a vivir juntos, sea en matrimonio (yuck) o cualquier otro tipo de unión?? Aunque el desbarajuste en pinta se aplica a ambos sexos, generalmente nosotros abrimos jugada. Imagen por mil palabras: LA PAREJA FELIZ. Cinco años y ese tipo atento, cariñoso, tierno, romántico, seductor, estómago plano y deseoso de sexo TID (tres veces al día, término médico) se transforma en el amargado, panzudo, aliento a puro, alza la mano y mangajo de batracio que tiene que hacerle la comida todos los días. Y las otras guevadas mencionadas más arriba.
  4. FRASECITAS Y ACTOS QUE SOLEMOS SOLTAR VOLUNTARIA O INVOLUNTARIAMENTE PERO QUE LAS EMPUTA.
  • "¿Verdad que te encantó, mijita?" (Después del sublime y sacrosanto acto sexual)
  • "Sí, te ves bien" (En tono de me vale verga)
  • "Ve esa man, está ricota..." (Con la man de la mano)
  • "¿Y dónde nos vamos?" (Las dos horas que nos hizo esperar mientras se arreglaba fueron suficientes para decidir a dónde la ibamos a llevar)
  • Cualquier frase terminada en "mi amor" a los cinco minutos de haberla conocido.
  • "La plena que estás gorda, mija" (¡¡SLAP - SLAP - SLAP!!)
  • "Si me quieres lo harás" Típico recurso desesperado para echarnos un polvo.
  • Rascarnos las huevas o el culo en frente de ella (¡¡¿¿Y CON ESA MANO ME QUIERE TOCAR??!! ¡¡PUAAAJJJ!!)
  • Intentar darle un beso de lengua tras tres días de chupa.
  • Dejarla botada en la fiesta para irnos a chupar con los panas y regresar hechos bolsa.
  • Ver cómo se saca la chucha haciéndonos la comida y nosotros no movemos un dedo por lavar una cuchara.
  • No verla a los ojos mientras hablamos con ella sino bien fijos en esas ricas tetas (MEA CULPA; MEA CULPA, seguro que más de una podrá apuntarme)
  • Soltar un pedo sabiendo que habíamos almorzado en Perrín.
  • Cabrearnos porque la man baila abrazada con su amigo.
  • Un laaaarrrrgo etc.

La plena que el post queda abierto, sea para que las damas hagan sus comentarios o que los panas agachen la cabeza (o protesten) y colaboren.