sábado, 13 de octubre de 2007

AMO


Amo tus ojos, porque de tus miradas soy el amo.
Mi alma enciendes con tu mirar
de un fuego intangible y sereno.
Verte cada amanecer
Baña mi existir de dicha y sosiego.
Amo tus labios, porque de tus besos soy el amo.
Manjar indiscutible,
reservado sólo para los dioses.
Y que yo, sólo yo,
tengo el privilegio de gustar.
Amo tu cabello, porque del viento que te envuelve soy el amo.
Volutas de vapor caoba,
donde mi alma gustosa se enreda.
Cual telaraña hecha de rocío y suspiros,
se adhieren mis ojos sin remedio.
Amo tu voz, porque de tus palabras soy el amo.
Cada vibración por ti creada
tañe mi alma, y notas arranca.
Una sinfonía infinita y celestial
que sólo tus oídos podrán escuchar.
Amo tu piel, porque de tus sensaciones soy el amo.
Corro sin cesar, salvaje y feliz,
por esa sonrosada y luminosa pradera.
Para luego, envuelto en perfumes,
usurpar el trono de Morfeo.
Amo tu risa, porque de tu alegría soy el amo.
La panacea de todas mis penas
es el sonido de tu reír.
Y no requiero de prescripción o receta,
pues las adversidades no le hacen mácula.
Amo tus manos, porque de tus caricias soy el amo.
Ven, moldéame, dame forma
yo, esta entidad que vaga por la eternidad.
Transfórmame en un collar
que será parte de ti por siempre.
Amo, te amo, y te amo, porque de mi ser eres la ama.
¡Mi dueña y señora perpetua,
soy yo y soy para ti!
¡Subamos juntos a las estrellas
e iluminemos el firmamento, amor mío!

.. dedicado a ti...