miércoles, 2 de abril de 2008

Top-13 de Villanos Anime (otaku mode de nuevo)

Ahora que estoy nuevamente en Otaku mode, en el mundillo manga y anime siempre hay villanos que se roban el protagonismo más que los propios héroes. Así que aquí les muestro mi top-twelve de villanos anime.

12. Dr. Wily (Saga de Rockman o Megaman)

Definitivamente, si hay algo que caracteriza a este villano es la TOZUDEZ. Más de diez juegos de Megaman tratando de conquistar el mundo a base de robots terminados en –man y siempre valiendo panza de gaver ante el robot azul. Sus más grandes creaciones fueron el Golem (desde Megaman 1, apareció muchas veces, era el monstruo de un ojo que se desintegraba y reintegraba), Forte (una versión maligna de Megaman, con perro incluido, Bass) y Zero (el compañero de X, fue su creación póstuma al enterarse que Light iba a construir un robot superior a Megaman).

11. El Gran Quesote (Samurai Pizza Cats)

Cague de risa. Insisto, cague de risa. Lo de Quesote es dizque por ser ratón pero a todas luces se ve que es un zorro (y zorro por doble sentido, ya que encima es menestra). Siempre tratando de quitarle el trono del emperador al alelado Fred (tiene que ser nombre de traducción gringa) el panda, Quesote usará todos los trucos sucios bajo su manga y su poder como alto funcionario del gobierno de Little Tokyo, para fracasar siempre miserablemente y estallar (literalmente) de ira frente a su secuaz y cachero Jerry.

10. Maestro Happosai (Ranma ½)

Es el creador del estilo de lucha “Todo es válido” adoptando como pupilos (esclavos mejor dicho) a Soun Tendo y Genma Saotome. Enano y feote desde muchacho, volvió tras muchos años de ser considerado muerto para atormentarle la vida al cambiante Ranma. Su alma es negra como el hollín, y morboso de exportación. Sus hobbies favoritos son espiar mujeres desnudas, comer a costillas de otros, manosear a Ranma-chan y coleccionar sostenes, calzones y demás lencería íntima femenina. A pesar de parecer un anciano inofensivo, llorón y MUY morboso, es en realidad un muy peligroso adversario, teniendo a su haber técnicas como el Happo-dai-karin (la bomba del viejo) y su capacidad de exteriorizar su ki volviéndolo un gigante imponente.

9. Dr. Hell (Mazinger Z)

Según puedo recordar, su apellido completo es Von Hell, nacido en Alemania. Colaborador de Kenzo Kabuto, fue hasta la isla de Rodas en Grecia cuando descubrió la tecnología de los Mikene, la cual usó para intentar conquistar el mundo. Tras asesinar a todo su equipo de trabajo, Hell convirtió la isla de Rodas en su fortaleza para enviar desde ahí a su ejército de monstruos mecánicos. Kenzo Kabuto logró sobrevivir y creó la aleación Japonium, base del castillo metálico llamado Mazinger Z.
Hell como villano es realmente memorable, va más allá del típico megalómano que sólo tiene tiempo para ser malo. Tenía presencia, y fue capaz de llorar la muerte de su mano derecha, Barón Ashura (sí, ya sé que se dice Ashler pero es su verdadero nombre por lo de rostro de hombre y mujer a la vez) y brindarle un funeral digno. Y murió peleando sin cejar nunca en su propia ambición.

8. Gran Profesor Bayasu (Liveman)

El único de carne y hueso de esta lista. Humano originalmente, fue uno de los más grandes genios de la Academia de Ciencias, pero al parecer por realizar experimentos lo echaron de ahí. No sé cómo le hizo pero construyó una fortaleza en órbita sobre la tierra, se alteró genéticamente y reclutó a algunos genios desertores de la academia para volverlos sus esbirros, y ultimadamente, arrebatarles sus cerebros para dominar a toda la humanidad. Otro con suficiente majestad para colocarlo en esta lista. Sin dudas el mejor villano de las series Seitan (tiro power ranger) que he visto.

7. Vegeta (Dragon Ball Z)

Es tanta su capacidad de arrecho que evolucionó de villano de la serie a uno de los mayores antihéroes del anime. El príncipe del planeta Vegita, desde niño ya era un guerrero formidable, capaz de arrasar ciudades enteras. Posteriormente, por mandato del destructor de su planeta, Freezer, fue a la Tierra donde halló a su mayor rival, Kakarotto/Son Goku. Desde ahí se forjó una relación aprecio-rivalidad que ha sido difícil de superar en otros animes. Y uno de los toques clave de su personalidad fue su propia voz en español gracias al bacán de René García.

"Esto es para los reguetoneros y los EMOs ¡¡SABANDIJAS!!"

6. Kefka (Final Fantasy VI)

Comienza como un payaso esbirro del emperador Gestahl, pero su deshonor y rastrería se evidencian cuando decide envenenar el río del castillo Doma para apropiarse de él. Posteriormente, asesina a Gestahl tras hacerse con una enorme provisión de Magicita y obtener los poderes de los dioses de la magia. Tras destruir el mundo, no encuentra mejor diversión que arrasar villa tras villa con su Judgement Light desde su fortaleza. Un villano cruel, salvaje y sanguinario bajo una máscara delirante. Su risotada siempre será recordada en el juego.

5. Shonen Bat (Paranoia Agent)

Cuando una persona se empieza a hartar de su realidad y se halla al borde del colapso, tratando de hallar un escape a ella, sin importar las consecuencias, aparece rodando sobre sus patines dorados un muchacho con bermudas, gorro de baseball y blandiendo un bat color oro, doblado de tantos golpes; y de un solo impacto en tu cabeza hace un home-run a tu psiquis. Paranoia Agent es uno de los animes más tostados que he visto, aunque no extraña, siendo de Satoshi Kon.


4. Naraku (Inu Yasha)


Originalmente llamado Oni-gumo (araña demonio), era un bandido como cualquier otro en el Japón feudal hasta que fue atrapado y quemado vivo. Logró arrastrarse hasta una cueva para recibir cuidados de Kikyo, una sacerdotisa de una villa cercana. El deseo invadió el podrido corazón de Oni-gumo a tal punto que, celoso del amor entre Kikyo e Inu-Yasha, hizo un pacto con una horda de demonios menores. Les ofreció su cuerpo como alimento a cambio de su poder. Fue así como nació Naraku, quien sin necesidad de usar sus ya de por sí enormes poderes, causó millares de problemas a los protagonistas de este anime. Naraku aparte de poderoso es sumamente inteligente, y puede muy bien sembrar cizaña para que sus enemigos se eliminen entre sí para luego llegar él y recoger calmadamente los frutos de su maligno trabajo. Uno de sus traumas es no poderse deshacer de una cicatriz en forma de araña en su espalda, lo que delata su original forma humana.

3. Griffith (Berserk)

A los nipones les encanta hacer sus villanos pinteros, pero ya con Griffith se fueron al extremo. Poseedor de una belleza casi femenina, pero con un arte de espada insuperable, Griffith es poseedor de un artefacto llamado Behelith, y de una clase muy especial, del tipo Conquistador. El behelith es una especie de huevo que tiene desperdigada las partes de la cara de un hombre (ojos, nariz, boca, orejas), pero que sólo se ordenan cuando se derrama sobre ella la sangre del poseedor. Es en ese momento cuando el behelith lanza un alarido, invocando con él a unos demonios extra-dimensionales llamados “Mano de Dios” quienes otorgan grandes poderes a cambio del alma cuando fallezca. Con un Behelith normal, te transformas en “Apóstol” con lo cual adoptas dos formas. La primera, de un humano de apariencia normal, pero con fuerza y sentidos cuadruplicados, y dientes serrados. La segunda, la verdadera, es la forma otorgada por Mano de Dios. Un horrendo monstruo uno más feo que el otro. Griffith era un chico como cualquier otro hasta que una adivina le predice un futuro increíble y le entrega el Behelith del Conquistador. Con esa idea en la cabeza, Griffith forma una banda de mercenarios reconocida como casi invencible, La Banda del Halcón. Tras unirse Guts (el prota) a ellos, Griffith asciende rápidamente de rango en el reino de Midgard hasta llegar a general y obtener el título de Halcón Blanco. Pero tras la salida de Guts del grupo, el caudillo comete una tremenda (e inexplicable) cagada. Se tira con todos los juguetes a la princesa del reino (quien de por sí ya estaba loca por él) y descubierto el polvazo, declaran criminales a la banda y a Griffith lo encierran en la más profunda mazmorra para que lo torturen día tras día. Tras un año, es rescatado por Guts y es cuando, enloquecido por su impotencia, convoca a Mano de Dios. Y sacrificando sin pensarlo dos veces a todos sus amigos y aliados para que los demonios los festinen, se convierte en el quinto miembro de Mano de Dios, sobreviviendo a esta masacre Guts y su querida Cjaska (aunque también le metió flor de polvo) quien queda loca.
Posteriormente renace como humano y reforma su banda del halcón, esta vez, compuesta casi todos de apóstoles y demonios menores. Con el mismo fin de un principio. Fundar su propio reino. Y todos sus seguidores lo ven como un semi-dios.

3. Sephiroth (Final Fantasy VII)

Aún no logro descubrir un villano de videojuego más chepo y arrecho que éste. Sephiroth fue el mejor soldado de la compañía Shinra, siendo un experto en uso de Materia y su Long Sword. Pero tras enterarse que su origen biológico fue del organismo alienígena JENOVA, enloqueció y decidió destruir este mundo usando el máximo hechizo de magia negra: Meteor. Asesina despiadadamente (y vaya que me ardió esa muerte) a la única persona capaz de contrarrestar ese conjuro con la magia blanca más fuerte (Holy): Aerith. Renace en la película Final Fantasy Advent Children tras obtener Kadaj las células remanentes de Jenova. El objetivo de Sephiroth era liberar al mundo de los humanos, a quienes consideraba una plaga tras conocer su propio origen. El tema “one winged angel” que caracteriza a la batalla final contra este tipo fue un pajazo al oído. Ah, y si peleas contra él teniendo a Cloud en nivel 99, papá… te va a sacar bien la puta.

1. Sishio Makoto (Ruroni Kenshin)

“Si eres fuerte, vives. Si eres débil, mueres”
Este lema fue lo que mantuvo a Sishio vivo tras el intento de asesinato que sufrió por parte del gobierno Meiji al darse cuenta ellos que tenían en sus manos a alguien demasiado peligroso para dejarlo libre. Tras recibir varios disparos y ser quemado y posteriormente arrojado a un abismo, Sishio quedó sin glándulas sudoríparas, lo que le permitía alcanzar temperaturas corporales altísimas. Luego de recibir semejante pago del gobierno y sobrevivir, forma su propio ejército de espadachines (el Juppon Katana fue su grupo elite de guerreros) y declara la guerra al gobierno de Meiji prendiéndole fuego a Edo, hoy Tokyo. Justamente el fuego es su característica principal, usándolo en técnicas como el Homuradama, gracias a su espada Mugen… mugen algo, pero que se caracterizaba por tener el filo serrado para dar efecto de pedernal y encima estaba siempre lubricada por los aceites de los cuerpos de sus adversarios (ewwww) y su ougi, el bestial Kaguzuchi (que sin embargo sucumbió al amakakeru-ryu-no-hirameki de Kenshin).
Sishio es un verdadero caudillo. Sabe lo que desea y cómo conseguirlo. Tiene bien claro que la fuerza y el miedo son grandes aliados en las batallas y los usa sin pena. Piedad y compasión no entran en su diccionario. Fue capaz incluso de sacrificar a su propia consorte, la ex-prostituta Yumi, para darle una estocada mortal a Kenshin. Finalmente sucumbió en las llamas fruto de su propia temperatura. Y aún así, se fue de este mundo riéndose a carcajadas. Y lo que me hizo sacar el sombrero fue su frase al estar en el infierno: “VOY A BUSCAR AL DIABLO, Y LE DECLARARÉ LA GUERRA”. Simplemente admirable.

Sishio habría encabezado mi top-twelve de mi lista de villanos, de no ser por el demonio maldito que a continuación les presento…

Ultimate Manga Villain: Kiriyama Kazuo(Battle Royale)

Francamente, las expresiones “hijo de puta” “maldito” “desgraciado” no le quedan. Tiene que inventarse algo que vaya más allá de lo anterior para poder describir a este auténtico ser inhumano. Battle Royale es de lejos, uno de los manga más sangrientos que he leído. Una clase entera de sexto de colegio es llevada a un paseo a la playa, pero el bus que los transporta súbitamente se llena de gas narcótico. Los muchachos, chicos y chicas, despiertan en un salón de clases ubicado en una isla de ubicación desconocida. Y un gordo seboso hijo de mil putas (no merece ser colocado ni siquiera en el ultimo de los top porque es maricón, abusivo y repelente) llamado Profesor Kamon les da su única lección. Tienen que matarse los unos a los otros hasta que sólo uno sobreviva. Les dan a cada uno un saco de provisiones que tiene un arma al azar, desde un tenedor turriflay hasta una miniametralladora Uzi (el arma de Kiriyama justamente) y en sus cuellos llevan unos collares metálicos. Si tratan de quitárselos, escapar de la isla, o si se encuentran en ciertas “zonas de peligro” escogidas al azar por Kamon… KA-BUUMMM.
Asi de simple el jueguito.
El programa “Battle Royale” es el reality más famoso del Gobierno Unido Asiático, una dictadura omnipresente que involucra Japón, Corea y China al parecer. A ver si se le ocurre la misma idea a TC televisión. Capaz que sí, con las ansias de rating que tiene ese canal de mierda. Pero me estoy yendo por las ramas.
Kiriyama es hijo único de un acaudalado empresario, pero algo, o alguien, lo convirtió en un ser con ausencia ABSOLUTA de emociones. No siente amor, odio, furia, alegría, tristeza, desprecio, interés, NADA. Su único objetivo es ganar el juego y hará cuanto sea necesario. En el colegio se lo consideraba líder de la pandilla más brava del plantel, pero todos ellos cayeron acribillados por un simple juego de cara-cruz. Un genio completo, no solo actúa estratégicamente sino que su sangre fría lo hacen ganador de duelos contra otros aguerridos estudiantes. Yo me he quedado en el penúltimo tomo, cuando gana una batalla contra uno de los más arrechos de los estudiantes, Sugiyama. Y es sobrecogedora su crueldad al matar sin parpadear a todo lo que se le cruce por delante. Es el demonio de la nada. Y encima, pintero.

El Demonio de la Nada...

Y de yapa, los villanos más arrechos del cómic americano:
The Joker:

Locura criminal en su expresión final. La carcajada salvaje que adorna crímenes espantosos. Y la mejor versión, en “Dark Knight Returns” de Frank Miller.

Kevin:

Un muchacho psicópata que mata mujeres y las devora. Según él, las ama de la forma más perfecta posible y simultáneamente, siente a Dios Todopoderoso mientras lo hace. Cara de palo en todo momento. Y excelente luchador. Hasta que Marv lo hace picadillo.

Carnage:

Por sicótico, por hijo de puta y por desalmado, merece estar aquí. Cletus Cassidy, creo que se llama.

Ah, y de yapa final, la versión manga de mi amiga Zillah: