domingo, 1 de febrero de 2009

Empezó mi estadía en Mar del Plata. Traveler. Día 12.

Hola a todos, disculpen por no haber sacado nada nuevo hasta el momento, pero era que estaba ocupado viajando, estableciéndome bien y eso, pero bueno, tampoco es que he recibido muchas visitas.
Bueno, el caso es que luego de haber hecho el checkout del hostal donde me alojé, que me cobraron 60 pesos por la noche y el desayuno, salí de una al terminal de Retiro llegando vía subterráneo (el subte, le dicen) y compré mi pasaje hasta Mar del Plata. Me esperaba un viaje de 400 kms y pico, pero francamente, era tontera comparado con los otros viajes que ya había experimentado... Salía mi carro 23:45.
Así que hasta mientras y hacer tiempo, me dediqué a echar pata hasta donde pudiera. Estaba en la zona de Santelmo, creo, así que me puse a ver todos los sitios de boutiques llegando al imponente Bullrich, donde a pesar de la crisis, éstos manejaban precios de 3 ceros por trapos importados, enganchando a la gente con el truco del descuento de temporada. Es decir que comprar ahí está reservado sólo para narcos o para gente que literalmente se suena los mocos con billetes de 100 latas. Un poco fastidiado de tanto derroche vano, salí a caminar nuevamente bajo una pertinaz llovizna que a ratos se volvía lluvia fuerte. Traje paraguas, pero lo había dejado en la mochila guardada. Damn.
Hice cita para verme con una buena amiga mía, conocida de más de 5 años, pero como su novio trabaja hasta golpe de 7 tuve que hacer tiempo hasta esa hora para comer un poco. En fin, entre lapsos de garúa y sol, veía pasaje tras pasaje comercial, algunos lujosos, otros humildes, pero siempre mostrando ofertas de descuento de temporada. Finalmente llegué al centro comercial Alto Palermo, un amplio y lujoso shopping lleno de cosas interesantes y otras más banales que otra cosa. Ahí hice mis vueltas finales, porque francamente los pies me dolían bastante ya.
Llegó Sil onee-chan con su novio, nos saludamos y fuimos a comer, pero recordé por desgracia que la custodia de equipajes cerraba a las 10:00 y cuando nos sentamos en el restaurante luego de dar vueltas, eran 9:15. Con pena me tuve que despedir de ella, pero de todos modos ella viajaría de vuelta acá para pasar unos días de verano. Así que con la promesa de vernos en Mar del Plata, me despedí.
Llegué con las justas y las completas a la custodia antes de cerrar. Si se quedaba mi equipaje dentro, la hipermegacada, puesto que no sólo perdía mi viaje sino además que tendría que estar otro día en BsAs hasta que abrieran y eso era otro billete extra. Luego de apearme la maleta al hombro, fui a comer algo hasta que finalmente llegó el carro. Yo ya me encontraba extenuado y sin fuerzas. Así que como pocas veces, apenas me acomodé en el asiento, caí muerto.
Cuando volví a abrir los ojos, aún era oscuro, pero ya me encontraba en la terminal de omnibuses de Mar del Plata, cosa que tras echarme un cafecito con las primeras luces del día me dediqué a buscar alojo, encontrándolo finalmente en el hostal de mochileros Casa del Balcón, ubicada en las calles 3 de Febrero y Córdoba, muy cerquita a las playas. Un lugar bonito y acogedor, con mucha gente buen dato.
Así que luego de instalarme, comprar comida para cocinar (ya no más restorantes, lo dije ya) y un BUEN BLOQUEADOR, me puse de acuerdo en salir con mis nuevos amigos, una pareja de hermanas, una doña de 42 muy joven de mente y Damián. Pero la salida se vio opacada por una especie de bajoneo muy feo que me atacó de improviso, cosa que no pude divertirme como deseaba. Maldición. Pero nada que con una noche de sueño y un buen desayuno no se quite. Hoy, he de ir a ver las playas y a volver a atacar la noche esta vez al 100%!!
Y ahora, las fotos!




La Casa Rosada, el palacio de Gobierno argentino, visto desde varios ángulos.

Sonríe para la people, bigote.

Esto era en tiempos de dictadura, un centro de reclusión, tortura y asesinato clandestino donde montón de muchachos murieron. Que quede para el recuerdo y el escarmiento.

Saluda a la cámara, Pelusa!





Algunas imágenes del area de Boca. Una de ellas muestra el estadio Boca Juniors. Se nota el encanto bohemio de la zona, aunque un poco maltratado.














Aquí andamos en Caminito. Grande, Zorzal! E imágenes exclusivas de Tofu-sensei bailando tango. Ja!







Este es el museo de la Migración. Montones de gente haciendo viajes como el mío, pero no para divertirse, sino para SOBREVIVIR. Algunas historias son realmente desgarradoras.



El buquebus que te envía a Uruguay. Tentador, pero los precios... hmmm









Otras imágenes de Buenos Aires, incluidas una que otra WTF y una chica de Brasil que tocaba un instrumento muy raro pero que daba un hermoso sonido. Y me enamoré de su voz...








Estas son otras imágenes de BsAs que incluye el Obelisco de la nueve de julio, el patio Bullrich, paraíso de precios altos y vanidades (3000 PESOS POR UN PUTO TRAPO DE FRANCIA???) y la estación de trenes, amén de un par de fotos de Puerto Madero.


La estación de omnibuses de Mar del Plata, y una foto con amigas del hostel que lamentablemente, salió movida.