lunes, 30 de enero de 2017

Cómo hacer una torta de maduro y no morir en el intento.

A pedido de una persona muy apreciada, me dijo que podría empezar a hacer posts de comida, crítica gastronómica y relacionados.
Así  que comienzo mostrándoles cómo hacer unos de mis postres favoritos, la torta de maduro o plátano macho.

Primero, tenemos un puré de maduros bien majado, de preferencia hervido con especias como canela, pimienta dulce, anís  o lo que se les ocurra. 
Luego, separen claras de yemas, para esta cantidad de puré (unas 2 libras) valdrán unos 7 huevos. Batan las claras a punto de merengue y añadan las yemas al maduro. Al puré echen especias molidas como canela en polvo o si están atrevidos, polvo de cinco especias. Yo decidí echar nuez moscada y no me arrepentí luego. Pueden también poner pasas, queso (de preferencia fresco, un madurado alterará el sabor suave del maduro), nueces picadas, etc. No olviden algo de grasa como mantequilla derretida o aceite, y algo de leche si ven la masa muy espesa. 

La mezcla debe quedarles algo como esto. 




Luego, podrán ir añadiendo las claras, a movimientos envolventes. 
Tal como explican los chefs profesionales, es un suave movimiento de incorporación, con el objeto de perder tan poco aire de las claras como puedan. Finalmente coloquen la mezcla en un molde enharinado y enmantequillado, y horneen a 180° por una hora o hasta que al meter un cuchillo salga limpio. 


Listo! Pueden ya desmoldarlo y comerlo caliente o frío, según su preferencia. Va perfecto con leche helada para una merienda.